Cremela: helados 100% artesanos y asturianos

Tras más de diez años de estudio sobre la elaboración de helados artesanos, José M. Martínez (conocido como Salas y al frente del Cenador de los Canonigos) lanza Cremela, una marca de helados artesanos elaborados en Asturias con una primera tienda en Cangas de Onís e interesantes proyectos de crecimiento.

Elaborar helado no es nada fácil, de hecho en Asturias apenas encontramos productores que trabajen este producto desde su origen, es considerado un producto abandonado en el ámbito de la investigación gastronómica y también un poco denostado en la sección de postres de cualquier restaurante. Esto llevó a Salas y su equipo a trabajar durante más de una década en diferentes técnicas y recetas desde su obrador de repostería ubicado en Cangas de Onís.

Barquillos de helado en Cremela

En Cremela llevan algún tiempo elaborando al por mayor para hosteleros, siempre bajo pedido, pero finalmente se han lanzado a por el gran público en su nueva heladería, abierta hace apenas dos meses y muy cercana al Puente Romano, donde encontramos un servicio en paleta sobre tarrina o barquillo. Sólo ofrecen opciones de temporada, por lo que encontramos nuevas propuestas en cada visita, siempre con ingredientes naturales y evitando conservantes añadidos que degraden el producto.
Lo que más sorprende de cualquiera de sus sabores es la cremosidad que consiguen en cada uno de los helados, además en Cremela no sólo encontramos las opciones típicas sino que va un paso más allá, con sabores como el pistacho (¡nuestro favorito!), donuts, tarta de queso, té matcha…

Helado en tarrina de Cremela

Pero el trabajo de este equipo no termina aquí, siguen en plena investigación, actualmente trabajando con productos derivados de la achicoria para elaborar helados sin ningún tipo de azúcar añadido que mantengan el mismo nivel de cremosidad y sabor de sus productos.
No quieren que los helados se asocien solo a una estación del año, durante el invierno podremos seguir encontrando más de diez sabores en su tienda junto a una amplia selección de turrones en los que empezarán a trabajar este otoño.

Esta es una apuesta gastronómica que, por tradicional que nos suene, es muy innovadora. Es muy complicado encontrar helados de calidad que estén elaborados en Asturias y con productos de la región. No nos perderemos el asegurado éxito y esperamos que Cremela se expanda cuanto antes y llegue pronto a Gijón, Oviedo y Avilés.


Mas info en:

Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter