El futuro del café es sostenible

La marca asturiana Montecelio lanza su primera gama de café 100% ecológico y sostenible al mercado. No sólo se centra en la procedencia de su producto, sino que va más allá prestando atención a la reducción de residuos a la hora de consumir el café o implementar cambios en su fábrica para que no genere impacto negativo en el medioambiente.

Iku de Cafés MontecelioLa nueva gama de cafés e infusiones Montecelio, Iku, está compuesta por café arábico cultivado a gran altitud (en su versión natural y también descafeinada), cinco tipos de infusiones con el sello ecológico que garantizan ingredientes libres de químicos, y una vajilla de tazas y vasos para llevar que son en su totalidad aptos para el reciclaje: la tapa de los vasos es compostable y se utilizan tintas al agua que permiten colorear el envase sin necesidad de utilizar aditivos perjudiciales para nuestro planeta.
Además, en Iku van al detalle para cumplir su compromiso ecológico, ya que incluso su oferta de azúcar de caña viene envasada en un envoltorio totalmente compostable y con el certificado libre de procesos químicos en su elaboración.

Este es el primer paso por parte de la compañía para sumarse a la lucha por un mundo mejor. De momento, Iku está sólo disponible para hosteleros, pero Montecelio y Cafento ya trabajan para poder ofrecer al público general una gama ecológica igual de amplia donde, además de ofrecer productos sostenibles, quieren progresar en la lucha contra el cambio climático ofreciendo productos como cápsulas de café o envases familiares en un formato 100% compostable.


Mas info en:

Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter